Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.lt7noticias.com/a/1898
ABUSO SEXUAL

Ya son dos las monjas acusadas por abuso: una fue denunciada el año pasado

Luego de que este miércoles se detuviera a un religiosa de 64 años por abuso sexual agravado, se conoció que en el 2020 se había denunciado a otra monja de la misma congregación. 

Abuso iglesia

María Telles Farjardo fue noticia este miércoles tras haber quedado detenida por una denuncia en la que se la investiga por  "abuso sexual simple agravado por haber sido cometido por el culto religioso, por ser una persona encargada de la guarda aprovechando su relación de autoridad y que la víctima no haya podido consentir libremente dicho accionar”.

La mujer de 64 años pertenece a la orden de las Hermanas Trinitarias cuya sede en Boulogne fue allanada en la semana.

Los datos del caso los aportó una menor que declaró en Cámara Gesell y dio cuenta del accionar de la religiosa. El avance de la  UFI Especializada en Delitos Conexos a la Trata de Personas del Departamento Judicial de San Isidro, permitió conocer que Fajardo, también conocida como "Sor Marina" es responsable de "tocamientos impropios de zonas genitales en reiteradas oportunidades a las internas menores de edad”, ocurridos durante el 2020 y el 2021.

Con el correr de las horas trascendió que la denunciante tiene 14 años y comentó que los hechos ocurrieron en la cocina y hubo ocasiones en que la espiaba mientras se bañaba.

El la recorrida por las instalaciones observaron que se trata de un cocina de unos 8 metros de largo por lo que resulta dificil sostener la teoría de la religiosa de que podría haberse dado un roce sin intención. 

Casi 24 horas después de la detención, el obispado de San Isidro emitió un comunicado en el que reveló que en octubre del año pasado otra miembro de Hermanas Trinitarias también había sido denunciada por abuso sexual en el establecimiento de Boulogne.

“En el mes de octubre del año pasado, se toma conocimiento de un/a menor que denuncia en la Justicia un presunto abuso por parte de una religiosa que vivía y trabajaba en el hogar ‘Comunidad de Hermanas Trinitarias’, perteneciente a la Congregación de las Hermanas Trinitarias, con sede en Boulogne”, contaron desde el obispado.

Y agregaron: “En ese mismo momento se pidió a las autoridades de la Congregación iniciar la investigación canónica correspondiente. Al percibir una demora en el inicio de la actuación por parte de la mencionada Congregación, el Obispado decidió de oficio comenzar el proceso”.

En este caso, la denunciante tenía 16 años y al no presentarse nuevamente ante la sede judicial, la investigación no prosperó. 

El comunicado de la Congregación:

“Ante las noticias públicas derivadas de una denuncia por un supuesto abuso sexual y la detención de una de nuestras religiosas, nos vemos en la obligación de manifestar a la opinión pública nuestro apoyo incondicional a la hermana Marina y particularmente poner de resalto el perjuicio irreparable que con todo ello se está generando en una congregación centenaria que ayuda denodadamente a jóvenes en todo el mundo”, expresaron en un comunicado.

“Confiamos en Dios y en la Justicia argentina, y estamos convencidas que todo esto se aclarará debidamente con una investigación judicial, con la cual colaboraremos en todo lo que sea necesario, invitando a las autoridades a conocer el lugar y la obra de bien que hacemos hace tanto tiempo, y ofrecemos los testimonios de todas aquellas chicas que ante la noticia en los medios se han puesto a disposición para declarar la obra y la calidad humana de todas las Hermanas Trinitarias”, concluyeron.

Con información de Infobae

Notas Relacionadas