Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.lt7noticias.com/a/9379
SALUD MENTAL

Las consultas a psicólogos aumentaron en Corrientes durante la pandemia, afirmó una especialista

La licenciada Lorena Gómez Acosta, en comunicación con LT7 expresó: "Si bien no hay una única patología como pánico o depresión, el incremento fue y es completamente variado". 

SALUD MENTAL

Lorena Gómez Acosta (MP 359), licenciada en Psicología en dialogo con Punto de Referencia se expresó respecto al Día del Psicólogo y brindó su visión respecto a cómo ve a la sociedad correntina dentro de esta rama profesional. Si bien para Acosta, debido al estilo de vida e idiosincrasia del pueblo correntino, no se reportan números altos de pacientes que padezcan síndrome de burn out, o como se conoce también popularmente como síndrome de la cabeza quemada. Sin embargo, no se limitó a esto y advirtió que debido a la pandemia aumentaron considerablemente las consultas por problemas vinculados a la salud mental.

“Corrientes no tiene una cuestión de vivir en un acelere. Hay poca posibilidad de padecer un gran número de ciudadanos con cuadros de burn out. Eso si, hay que tener en cuenta que cada paciente particular es un mundo con su problema, hay algunos que no saben dónde ir de vacaciones y eso para ellos es un problema, después llega una señora que quedó viuda y ese es su problema. Todos requieren de ser analizados para resolverse y poder atravesarlos, ni un problema es menos importante que el otro”, explico. En este sentido remarcó que es necesario romper los mitos y tabués y tomar contacto con un profesional cuando una persona se sienta desbordada o no sabe cómo afrontar determinada cuestión.

Desde 1974, el 13 de octubre se celebra el Día del Psicólogo en la Argentina. La efeméride recuerda el Primer Encuentro Nacional de Psicólogos y Estudiantes de Psicología, el cual tuvo lugar entre los días 11 y 13 de este mes en aquel año. De acuerdo con un estudio realizado por Modesto Alonso, la Argentina es el país con más psicólogos por cantidad de habitantes.

Al ser consultada por el impacto de la pandemia en la salud de los correntinos, Acosta apuntó: “Aumentaron muchísimo las demandas, si bien no hay una única patología como pánico o depresión, el incremento fue y es completamente variado. Hubo muchos casos de parejas que se separaron pero no tantas como se pensaba o se creía, hay muchas parejas que han sobrevivido y siguen mal porque hay algo que está mal y no se está viendo el modo de solucionarlo, también otras aprovecharon para acercarse aún más.

Sobre este tema, el mantener una relación que no genera comodidad plena o que pone en riesgo a una persona de padecer un trastorno por no poder desarrollarse personalmente, Acosta afirmó que es importante replantearse los escenarios y entender que primero una persona debe preocuparse por su estabilidad y luego analizar si esto es algo que desea compartir, lo cual no implica una suerte de mal accionar. “Eso tiene que ver con salir de la zona de confort, hay que ver que por ejemplo, cuando uno se separa no está todo perdido. La visión que se busca es que uno vino a  este mundo a ser feliz, y sí, uno va a tener malos momentos pero no deberían ser la mayoría. No es egoísta decir: ‘Esta es mi felicidad y elijo compartirla’. Alguien que viene arruinado te va a arruinar y no está mal alejarse de eso”. En este sentido detalló que en este tipo de casos influyen muchas condiciones, como las sociales, las económicas, el tener hijos en común o un negocio pero que esto debe evaluarse y no dejar que sea un parámetro absoluto para someterse a un vínculo no deseado.

Volviendo al tema del coronavirus, la psicóloga sostuvo: “Nosotros nos hemos adaptado a la pandemia y ahora tenemos que volver a adaptarnos a la nueva normalidad. El cerebro tiene plasticidad y se adapta. El ser humano es muy dependiente y con la pandemia hubo muchas cuestiones sociales que se cortaron y eso genera ansiedad, las incertidumbres generan ansiedad pero creo que los argentinos contamos con esta especie de beneficio de vivir constantemente sin saber que va a pasar mañana”.

“Los cambios dependen de la voluntad, de buscar alcanzar un objetivo a través del esfuerzo. Aprender, la persona que está dispuesta a aprender tiene que desarrollar humildad, poder admitir que hay algo que no saben y que deben aprender, de las situaciones, de los hechos que nos van pasando y a fin de año ver, bueno, qué aprendí, qué hay que cambiar, pero eso lo voy a lograr solo si tengo voluntad. Si soy muy terco no puedo avanzar”, expresó.

Notas Relacionadas