Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.lt7noticias.com/a/32390
BARILOCHE

"Me la mandé, se me escapó un tiro": detuvieron a un policía que le disparó a un compañero

La Justicia imputó al efectivo por lesiones graves. La víctima, de 23 años, está internada en un hospital de Bariloche.

Un policía le disparó en el pecho a un compañero en la Comisaría 42 de Bariloche. La víctima permanece internada en terapia intensiva, aunque sin respirador y en estado estable. Por su parte, el autor del disparo ya fue imputado por lesiones graves.

 El hecho ocurrió el domingo por la noche en el sector de descanso de la dependencia ubicada en el barrio 2 de Abril. El agente Tripailao efectuó un tiro al manipular su arma reglamentaria e hirió en el pecho a su colega Ivan Davila, de 23 años.

"Ambos empleados prestaban funciones de servicio en la Unidad, cuando Tripailao manipuló su arma reglamentaria y efectuó un disparo que impactó en el pecho de Dávila, provocando heridas de carácter grave", detalló este lunes el fiscal Cesar Lanfranchi durante la audiencia de formulación de cargos.

Qué dijo el policía después de disparar
La Justicia le tomó declaración al detenido, como así también a un oficial principal, a un guardia y al jefe de la Unidad 42. Según el portal Río Negro, un testigo reveló que escuchó un disparo y gritos. "Alguien gritaba: ‘me la mandé, lo maté", relató.

En tanto, el oficial principal declaró que estaba de franco en su casa, cuando por la noche lo llamó Tripailao y le repetía: "Me la mandé, me la mandé. Le pegué un tiro, se me escapó un tiro". Este policía dijo que su colega negó que hubiera algún conflicto entre los involucrados. A su vez, dijo que mientras que lo tenía al teléfono, le pidió que se calmara y le avisó que iba a llamar a la fiscal de turno.

El jefe de la Unidad 42 remarcó que desconoce si existe algún inconveniente entre los agentes. Además, advirtió que se enteró de lo ocurrido por el oficial principal lo alertó: "Me dijo que había un hecho grave en la unidad, que aparentemente Tripailao le había pegado un tiro a Dávila porque habían estado ‘boludeando’".

El fiscal Cesar Lanfranchi consideró que el accionar de Tripailao "fue imprudente", ya que manipuló su arma de fuego reglamentaria estando cargada y sin adoptar los cuidados necesarios. Ante esto, la Justicia decidió imputarlo por el delito de lesiones graves.

Fuente: TN