Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.lt7noticias.com/a/26058
MERCEDES

Inicia el juicio por el doble crimen en el Gauchito Gil: "Tengo fe, pero no sé que esperar de la Justicia", expresó la madre y viuda de las víctimas

Nidia Caballero habló con LT7 sobre sus expectativas en relación al debate que comenzará este martes ante el Tribunal Oral de Mercedes. Nueve personas serán juzgadas por los asesinatos de su hijo, Sergio "Checho" Canterios, y su esposo, Julio "Minto" Canteros.

El 6 de agosto de 2021 ocurrieron, en las inmediaciones del predio del Gauchito Gil en Mercedes, los incidentes que terminaron, ese mismo día, con la vida de Sergio "Checho" Canteros, y tras tres días de agonía, con su padre, Julio "Minto" Canteros.

Nidia Caballero es la viuda de Minto y madre de Checho, quien a 24 horas del inicio del debate, espera que se haga justicia con los asesinos. Hay nueve personas en el banquillo y ella declarará como testigo durante el juicio, que está programado para el 8 de agosto.

"Recuerdo todo como si fuera ayer. Estuve ese día trabajando, mi marido me buscó, llegamos a nuestra casa, estábamos tomando mate, cuando llama mi nuera (Jessica Rodriguez) y nos pidió que fuéramos a su casa porque estaban en peligro. Salimos para allá en el auto, hasta la Cruz Gil. Al llegar, mi nuera me hace pasar y me pide que mire por los chicos. Entré a verlos y uno estaba durmiendo y el otro viendo dibujitos. Al salir nuevamente me encontré con la escena: vi como lo cazaban y amarraban a mi marido. Eran más de 15 personas, lo tomaron de los brazos y empezaron a apuñalarlo. Yo gritaba para que lo suelten, lo largaron y lo patearon y lo pisaron. Entre esas personas había tres mujeres, también con cuchillos, también lo apuñalaron y lo patearon", contó Nidia a LT7.

"Cuando finalmente lo dejaron, yo lo senté a mi marido, que primero quedó como muerto, pero al final reaccionó. Cuando veo que se despierta, ahí pego el grito preguntando por Checho, quería saber dónde estaba, porque en ningún momento lo vi a mi hijo. Escuché que alguien me dijo que Checho estaba tirado en el fondo. Salí corriendo, pisé la tapa de una cloaca que estaba floja y caí sobre mi hijo, que se ve que él pisó antes que yo y también cayó. Todavía estaba con vida cuando llegué a él, pero ya no hablaba. Estaba todo apuñalado, por la espalada y las piernas", narró.

Julio "Minto" Canteros y su hijo Sergio "Checho" Canteros.

"Los asesinaron a los dos. No sé como puedo contar estar cosas", dijo muy conmocionada.

 "Nosotros no sabíamos de la situación que ellos estaban viviendo porque no llegaron a contarnos nada. Ni al padre le contó mi hijo lo que pasaba. A las personas que los asesinaron yo no conocía a ninguna. Las reconocí luego durante la investigación, pero hasta ese día noi sabía quienes eran", agregó.

Con respecto a sus expectativas en torno al juicio, Nidia manifestó: "Tengo fe, pero no sé que esperar de la Justicia".

Y finalmente, se refirió a su vida tras el doble crimen: "Antes de esto éramos una familia feliz, poquitos, pero muy felices. Luego quedamos destrozados. Dos nietos que quedaron sin padre y sin abuelo. El más grande, que hoy tiene 11, vio todo. Él luego contó mejor que nosotros como ocurrió el ataque. Hasta ahora me pregunto, por qué ocurrió esto, como se llegó a este salvajismo. Cómo la Justicia no intervino antes. Antes de salir de casa, se llamó a la Policía, pero no aparecieron hasta después de que ocurrió todo. Si ellos llegaban antes, se hubiera evitado todo. Y si nosotros, que salimos de acá de Mercedes hasta la Cruz Gil, llegamos antes de que ocurra, ellos tenían tiempo de sobra para llegar", cerró.