Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.lt7noticias.com/a/25264
OBRAS DE INFRAESTRUCTURA

A 5 años del derrumbe, finaliza la construcción del nuevo puente entre Goya y Esquina

Vialidad Nacional concluyó con la mayor parte de las tareas para el viaducto sobre el arroyo Guazú.  Ahora se avanza con la instalación de barandas de seguridad y la carpeta asfáltica final de rodamiento.

En julio de 2017 el puente sobre el arroyo Guazú, sobre la Ruta Nacional 12, se derrumbó producto de la erosión de las crecientes y la falta de mantenimiento. Este hecho preocupó a las comunidades de Goya y Esquina, localidades que eran unidas por este viaducto.

Este hecho incluye una tragedia ya que a pocos días del derrumbe un automovilista murió ahogado al caerse su vehículo al curso del arroyo. El lugar no estaba debidamente señalizado.

Recién ahora, a 5 años del la caída del viaducto, desde Vialidad Nacional están concluyendo con las obras para la construcción del  nuevo puente. La obra, próxima a finalizar, restablecerá de manera definitiva y segura el vínculo vial entre las ciudades correntinas de Goya, San Isidro, Esquina, con la Ruta Nacional N° 14 y con la provincia de Entre Ríos.

La nueva infraestructura superó el 95% de avance. "Ya está concluida la construcción de 240 metros de pilotes enclavados en el lecho del arroyo, sobre las que se asientan las vigas y la nueva calzada de hormigón armado de 14,5 metros de ancho para circulación bidireccional. Solo resta colocar la carpeta final de concreto asfáltico, las barandas metálicas tipo guardarrail, señalética y demarcación vial", explicó Daniel Flores, titular de Vialidad Nacional en Corrientes.

La nueva estructura - de 240 metros de largo y 14,5 metros de ancho- mejorará las condiciones de circulación y seguridad de más de 1.500 vehículos por día y constituirá una infraestructura fundamental para la conexión entre Goya, San Isidro, Esquina y de éstas con otras provincias como Entre Ríos y Buenos Aires..

La nueva vía de comunicación agilizará el traslado de vehículos de cargas y pasajeros a través de los pueblos y ciudades ubicados sobre la costa del río Paraná, especializados en actividades vinculadas al turismo, la agricultura y la forestación.

Todo requirió una inversión superior a los 300 millones de pesos por parte del Gobierno Nacional.