Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.lt7noticias.com/a/24357
CHICAGO

Tiene 40 años y lleva una dieta a base de carne y pollo crudo para "ser más saludable y poderoso"

Boban Simic, ex luchador profesional, también ingiere leche materna y desestima las enfermedades que puede contraer por los alimentos sin cocción. "Es solo sentido común", dijo.

Boban Simic, un hombre de 40 años oriundo de Chicago, se alimenta desde hace años en base a carnes crudas y leche materna. Asegura que al cambiar su dieta "eliminó toxinas" y "cambió su salud mental". "Quería ser más saludable y poderoso, y planeo vivir para siempre", aseguró.

Este ex luchador profesional comenzó a comer carne cruda de cerdo, cordero y cabra hace cuatro años, y también ingiere carne de res y de pollo sin cocción. Afirma que ese cambio en su alimentación mejoró su estado físico y mental. 

"Es una progresión lenta, pero me veo a mí mismo y estoy mucho más en forma que cuando solía ser un luchador profesional y no estoy entrenando tanto. ¿Qué otra cosa podría ser aparte de la dieta?", dijo, según consignó MailOnline. 

La decisión de dejar de cocinar los alimentos, dice, la tomó luego de conocer a un taxista coreano que había comido rata cruda y "parecía un tipo sano y fuerte". Desde ese momento empezó a implementarlo dos veces por semana, y luego sumó la leche materna de una de sus ex parejas.

Pese a las enfermedades que pueden transmitirse al ingerir carne cruda sin cocinarla, Boban Simic desestima ese peligro e insiste en que esto lo vuelve más saludable y "poderoso". "Estaba muy nervioso la primera vez que comí carne de cerdo cruda, pero sabía que no podía hacerme daño. Sé que puedes comer bistec crudo y con pollo hay salmonela, pero gran cosa, no te enfermas".

Para él, la cocción de alimentos es "un lavado de cerebro", y dice que después de unos dos años "se siente natural" dejar de hacerlo. "Era solo sentido común, solía ver documentales sobre África, comen mucho más saludable y no comen carne completamente cocida".

"Me deprimía antes, pero desde la dieta cruda, estoy mucho más equilibrado mentalmente, más feliz y estoy mucho mejor mentalmente. Ese es el mayor cambio. Creo que son las bacterias las que regulan tu cerebro y te hacen feliz", analizó y criticó a la gente que come "comida chatarra con plástico y silicona y cosas artificiales, pero comer un animal natural los extraña". 

Simic sostuvo además que no ve la rareza de su alimentación cuando la gente come sushi, que es pescado crudo. "La mayor parte del mundo come crudo como tartar de res, los alemanes comen cerdo crudo, los coreanos comen muchas cosas crudas", justificó.

Fuente: Perfil

Temas en esta nota

carne crua Estados Unidos