Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.lt7noticias.com/a/24003
SIGUE LA INVESTIGACIÓN

Descubrieron que el gendarme asesinado en Corrientes tenía una deuda millonaria

El efectivo de Gendarmería Nacional Argentina hallado muerto de un disparo en su vivienda debía más de un millón de pesos, establecieron fuentes de la investigación.

En principio surgió la versión de que el sargento Alfredo Vivero, de 37 años, era un prestamista, pero los detectives tienen evidencia para situarlo como un "supuesto inversor" con dinero de terceros.

En este sentido trascendió que recibía plata con la finalidad de colocarla en el sistema financiero a cambio de brindar una tasa de interés más que seductora.

Las autoridades no pudieron confirmar si el hecho se trató de un "suicidio" o bien de un "homicidio".

El hombre murió de un disparo en la cabeza. Al proyectil encontraron incrustado en una pared.

Vivero fue hallado por su esposa muerto el martes 21 de junio en su domicilio de calle Beltrán esquina Toranzos. La mujer con quien ya no convivía fue a buscarlo porque desde hacía horas no respondía a los llamados al celular.

El gendarme oriundo de Formosa estaba sobre una cama, con las piernas apoyadas al piso, la mano derecha junto a su pistola reglamentaria, cinta adhesiva colocada alrededor del cuello y una media en la boca. Adentro de una olla encontraron su teléfono quemado.

Resta una serie de estudios periciales (entre otros detalles para saber si su arma fue la disparada) que reforzarían una u otra hipótesis. Mientras, los investigadores conocieron el problema económico que Vivero debía resolver.

Fuente: Diario Época