Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.lt7noticias.com/a/14886
INSEGURIDAD

Vendía pastelitos para ayudar a su abuela y lo mataron a balazos para robarle: tenía 14 años

El joven trabajaba en la venta ambulante para sobrevivir hasta que dos motochorros terminaron con su vida. Un amigo de él también resultó herido.

En el barrio Santa Marta de Lomas de Zamora todos querían a Matías Leonel Castillo, alias "Pastelito", un chico de 14 años que pasaba mucho tiempo en la calle vendiendo pastelitos para ayudar a su abuela, la mujer que lo criaba desde que quedó huérfano años atrás. Este fin de semana, la inseguridad le arrebató también a él la vida.

El hecho que salió a la luz en las últimas horas ocurrió cerca de las 6 de la madrugada del domingo en la calle Bustos al 800, esquina Olmos, del barrio Parque Barón. El adolescente fue asesinado de al menos un balazo y otro de 15, que iba con él, también fue herido por dos delincuentes que les dispararon tras perseguirlos en una moto.

La principal hipótesis de los investigadores apunta a que las víctimas fueron atacadas cuando intentaron recuperar pertenencias que poco antes les habían robado los asesinos.

Una cámara de seguridad de la zona registró a "Pastelito" cuando escapa de los motochorros, que ya habían baleado a un amigo suyo de 15 años, corre por la calle Olmos y dobla por Bustos. En ese punto la víctima se pierde de vista y, en cambio, se alcanza a distinguir el fogonazo del disparo que terminó con su vida.

"Le pegaron, le robaron las zapatillas, el pantalón y le dieron un tiro", contó a Clarín Guillermo Morinigo, a cuya escuela de fútbol "Guillermo un granito de arena", asistía Matías. Y lamentó: "A la mamá la mataron hace seis o siete años, en un hecho de inseguridad".

"Pastelito" había quedado desde aquel momento bajo el cuidado de su abuela materna, Selva Castillo, y vivía con ella y sus hermanos de 16, 12, 9 y 5 años. Según los testigos, intentaba refugiarse en una casa cuando lo alcanzó el balazo. La causa se encuentra por el momento caratulada como "homicidio y lesiones graves".

"Le arrebataron los sueños"

El chico asesinado jugaba al fútbol en la Asociación Civil, Social Cultural y Deportiva "Guillermo un granito de arena", que en sus redes sociales publicó un emotivo mensaje. "Pastelito por siempre: Hoy nos enteramos de la triste noticia de que le arrebataron la vida a uno de nuestros niños, 14 años, si 14 años (...) le arrebataron los sueños, la adolescencia, el corazón a toda su familia, nos destrozaron a nuestra institución", escribió en Facebook Guillermo Morinigo, el entrenador del club donde jugaba el adolescente junto a una foto en la que está con él.
 

Temas en esta nota

motochorros asesinato balazo MUERTO