Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.lt7noticias.com/a/13288
PRESENCIALIDAD

Desde la UNNE esperan que para el 2022 se pueda lograr "el retorno a una normalidad más plena"

Encabezado por la Rectora profesora María Delfina Veiravé, el Consejo Superior de la UNNE tuvo su última sesión ordinaria del año 2021, en la cual se realizó un balance de las acciones del año que finaliza en el que la Universidad avanzó progresivamente a la normalidad, meta que se espera alcanzar de manera plena en el 2022. 

consejo-superior-UNNE-696x464.jpg

La labor del Consejo Superior de la UNNE durante el 2021 se dividió entre la virtualidad y la presencialidad, en el contexto de medidas por la pandemia de COVID que el año pasado habían motivado la modificación de la forma de sesionar del cuerpo.

Las últimas sesiones de este año se llevaron a cabo en un formato mixto, con la mayoría de los integrantes sesionando de manera presencial y algunos consejeros en modalidad virtual.

En esa línea, este viernes se concretó la última sesión del Consejo Superior, en la que se hizo un balance del trabajo del año 2021.

 La opinión coincidente de los consejeros se relacionó con "la intensa tarea desarrollada", en sintonía con los altos niveles de presencialidad que durante en 2021 logró recuperar la Universidad, principalmente en el segundo semestre del año, en sus funciones administrativas, de gestión, de investigación, extensión, vinculación y las académicas.

Justamente, sobre las actividades académicas desde el Consejo Superior se expuso la confianza de que el 2022 pueda marcar el retorno a una normalidad más plena, aunque sin perder de vista los escenarios que vislumbran la continuidad de la pandemia en base a la experiencia que están viviendo otros países.

"Termina un año de mucha labor para el Consejo Superior y para la Universidad en general" destacó la Rectora Veiravé al momento de hacer el cierre de la sesión ordinaria, momento  que fue aprovechado para referir a lo que significó el año 2021 para la UNNE.

Al respecto, sostuvo que la Universidad transitó dos años de funcionamiento en un contexto de una experiencia humana y global muy especial que marcará historia.

"Así como el año pasado fue muy difícil y complejo para todos, este 2021 fue una experiencia nueva de regreso gradual y progresivo a una presencialidad que esperamos pueda concretarse el año próximo" expresó.

RESPUESTA DE LA UNIVERSIDAD

 La profesora Veiravé destacó estar sumamente orgullosa de la respuesta y capacidad que ha demostrado toda la comunidad universitaria, y la institución en general, con cada una de las unidades académicas, "para responder de una manera adaptativa pero también creativa frente a lo que tuvimos que romper en nuestras rutinas cotidianas de funcionamiento por la pandemia".

Indicó que lo que aparece en la agenda de trabajo del Consejo Superior muestra la dinámica y la capacidad que tiene la UNNE de superar situaciones adversas, como la pandemia, así como en otros planos de la vida institucional y social del país.

En particular agradeció el compromiso y la capacidad de convivencia "democrática y calidad" que se tiene en el ámbito de la Universidad Nacional del Nordeste.

Mencionó el logro del 2021 de haber transitado y completado el proceso de Tercera Evaluación Institucional, lo cual representa un indicador "fuertísimo" de cómo la Universidad mira  no sólo el presente sino también mira siempre el futuro buscando una orientación y un horizonte sobre el cual proyectar sus actividades, sus funciones y el fortalecimiento de una educación abierta, inclusiva, co-gobernada y fundamentalmente de calidad y excelencia.

"No cualquier educación es igualadora, para ser igualadora la educación tiene que tener un componente muy fuerte de calidad y excelencia, y la UNNE está siempre en ese camino, y es un reconocimiento social que hemos ganado en estos 65 años de vida" remarcó la profesora Veiravé.

DESAFÍOS INSTITUCIONALES

Nuevamente sobre las proyecciones para el 2020, indicó que la meta es la "presencialidad intensa" para el 2022.

Detalló que en el segundo semestre de este año se avanzó con fuerza hacia dicha normalidad, con facultades que activaron en gran manera las actividades presenciales que es la forma habitual de trabajar, lo que abre un panorama alentador para el 2022, aunque sin perder de vista la cuestión sanitaria.

Pero consideró que el año 2022 debe ser además un tiempo de fuerte debate respecto a la enseñanza mediada por la tecnología.

"Esta experiencia de la virtualización por la pandemia fue de gran aprendizaje institucional, derribando muchos prejuicios con respecto al uso de las mediaciones tecnológicas para resolver ciertas modalidades de enseñanza que son efectivas y muy valoradas por estudiantes y docentes" expresó.

En ese sentido, la Rectora consideró que se está en un tiempo en el cual la Universidad debe redefinir algunos conceptos que no eran cuestionados, como "qué es la presencialidad", si es el encuentro sincrónico mediado o no por alguna tecnología, "qué es la educación a distancia", "qué es la virtualización de la enseñanza" y "cuáles son las metodologías de la enseñanza que se requieren ayornar e innovar para incorporarlas a una modalidad que no estaba extendida".

Recordó que la UNNE tiene un sistema de educación a distancia acreditado y evaluado, que funciona desde hace 20 años, pero que lo hacía de manera acotada, como complementación al trabajo de algunas cátedras,  y con la pandemia su utilización se generalizó.

"Es momento de repensar cuáles deben ser los horizontes de funcionamiento en que incorporemos las nuevas tecnologías, pero también siempre garantizando de que no empobrezca la calidad académica que es una prioridad" opinó.

DESEOS PARA EL 2021

 Durante la última sesión del Consejo Superior distintos integrantes del cuerpo expusieron además la satisfacción del año que termina y bregaron porque el 2022 fortalezca la concreción de objetivos institucionales.

La sesión finalizó con un brindis en el que además estuvieron presentes autoridades de las distintas Secretarías Generales de la UNNE.

Temas en esta nota

UNNE clases presencialidad